Mundos intimos. Nunca tuve parejas largas cuando se acaba la entusiasmo nunca me interesa gastar tiempo en revivir la llama

Mundos intimos. Nunca tuve parejas largas cuando se acaba la entusiasmo nunca me interesa gastar tiempo en revivir la llama

Filosofa exitosa. Es una de estas pensadoras mas originales del estado. Cuenta su vida amorosa y reflexiona por que fue mas trascendente destacarse intelectualmente que sustentar vinculos que bien nunca la hacian atinado.

Actualmente, en su hogar. “Goce con diversos varones pero en mis excelentes recuerdos no ando en pareja”, afirma la autora. Foto Lucia Merle

de humanidad

Son estadounidenses, crearon la bombilla que causo indignacion y no ha transpirado se defienden

Covid y anticuerpos las secretos sobre la inmunidad explicados por un entendido

El avance sobre la pandemia

Tigre iba alcoholizado, choco con el Audi de su progenitor contra una columna y no ha transpirado murieron 2 de las amigos

Tenian 18 y no ha transpirado 19 anos de vida

Coronavirus en Argentina llegan diferentes 500 mil vacunas Sputnik V, todas del componente 1

El manejo sobre la pandemia

Fiestas clandestinas en el Conurbano en un country, mas sobre 100 gente huyeron por las canchas sobre tenis

Operativos sobre madrugada

Parque Lezama, medianoche, lluvia torrencial. Haciamos el apego sobre parados, apoyados contra un arbol. Nos topabamos una contra otro en un torbellino de besos desplazandolo hacia el pelo refregones envueltos en una cortina sobre agua. Gotitas de lluvia mezcladas con saliva, perfume de magnolias, truenos lejanos asi­ como cercanos. Las hojas de el otono crujian bajo los pies que buscaban estabilidad para las lubricos contorneos. Nuestras siluetas aparecian y no ha transpirado desaparecian al compas de las relampagos.

El riesgo sobre estancarse en un pasado que bien fue

Media hora antiguamente, en la tibieza de mi hogar en San Telmo, tomabamos Malbec y no ha transpirado mirabamos hacia el ventanal. Arreciaba la tormenta. Nos llegaba la cancion de Bob Marley. Dices que amas la lluvia, no obstante, usas paraguas cuando llueve. La flecha que nos atraveso a los dos. Nos miramos. Nos pusimos de pata. Caminamos hacia la camino. Rumbeamos hacia el parque. Nos amamos bajo los arboles en mutismo y no ha transpirado carente paraguas. Aunque nunca indagare acerca de las relaciones efimeras igual que esa. La evoque porque representa mi ideal amatorio. Instantes irrepetibles, comunicacion intensa, espontaneidad. Disfrutar la adrenalina en la cresta de la oleaje asi­ como evitar cuando decrece.

El placer de el sabiduria. Esther en una conferencia en Goya. Cree que lucho mas por su labor intelectual que por las amores.

Hay puertas que nunca son ni para entrar ni de salir sino para bookofsex que permanezcan cerradas. La que da a la dicha en pareja no se abrio plenamente de mi. Si bien parejas hubo varias y, cada ocasii?n, desee que fueran Con El Fin De todo el tiempo y no ha transpirado -como la mayoridad de estas hembras de mi epoca- crei que la sola manera sobre lograr una vida plena era en pareja.

Tenemos romances casi por definicion pasajeros o calenturas mas pasajeras todavia. Y no ha transpirado hay lo que denominare “pareja” si cumple por lo menos una sobre dos condiciones durar aunque sea un anualidad o ser singularmente intensa. Siguiendo este juicio digo siete en mi encontrarse Carlos, Guillermo, Agustin, Antonio, Hernan, Roberto y Joel. Casi nada mencionare a Carlos, novio sobre las de anteriormente, desprovisto sexo, que un jornada desaparecio. Sufri horrores. Posteriormente me entere que era gay. Me costo olvidarlo. Nunca hablare tampoco de mi marido, Guillermo, de cuyo apelativo preferiria olvidarme.

Vayamos por las otros cinco. Agustin me llevaba quince anos. Fue mi primer affaire posmatrimonial y no ha transpirado el ultimo hombre mayor que yo de mi vida (laborioso que vuelva a tener otro gran, estoy por respetar 80). Con su chica viviamos mutuamente obsesionadas. Ambas le exigiamos que dejara a la una diferente. La manana baje sobre mi auto de adquirir un frecuente asi­ como -cuando regresaba- vi que ella corria con un objetivo en la mano en conducta de arrojarmelo. Un frasco lleno sobre liquido. Me agache, me rozo el pelo y no ha transpirado estallo en el techado sobre mi Fiat 600. La pintura verde se derritio igual que En Caso De Que le hubiese caido un rayo. Era acido. Estaba destinado a mi rostro. Esas agresiones nos unian mas. Nos amabamos. Sin embargo, en una oportunidad que dejo a su chica desplazandolo hacia el pelo se instalo en mi vivienda, lo eche. Si bien al poquito tiempo me amigue, carente convivencia.

Creo que en realidad no queria un marido sino un amante. No obstante, retome mis reproches desplazandolo hacia el pelo mis celos. La distincion sobre este vinculo podri­a ser Agustin fue el apego sobre mi vida desplazandolo hacia el pelo era impotente sexualmente. Conmigo no lograba erecciones, con otras si. Sobre hecho, a lo largo de la trato dejo embarazada a su esposa. Considero que intento mostrar(me) que podia. Porque el -que era catolico practicante- la obligo a abortar. A pesar de su disfuncion, manteniamos encontronazos fogosos y no ha transpirado frecuentes. Tambien orgasmos mutuos falto penetracion. Era la especie de afinidad posporno, previo a que existiera ese posfeminismo, que sostiene que las genitales son unicamente la pieza de las relaciones sexuales. El cuerpo impavido seri­a un organo sexual. Como a cualquier instrumento existe que aprender a interpretarlo.

Sin embargo nunca solo el sexo me interesa en una pareja. El mayor disfrute es herencia del apego sensible, al que critico desde la actitud militante de genero, No obstante ante el que caigo rendida cada vez que me enamoro. Del romanticismo no me fascina su cara melancolica asi­ como tanatica, sino el festejo de las momentos sobre idilio. Tratarse bien, congratularse mutuamente, regalarse bellas palabras. Cuando una pareja me dice “Che, gorda, alcanzame el salero”, ?chau!, se esfumo el encanto.

Comienza alla un proceso irreversible la cotidianidad, la confianza, el acostumbramiento. La comunicacion pierde sus diademas brillantes. En eso estabamos con Agustin despues de siete anos de vida. Desplazandolo hacia el pelo, dentro de encuentros y no ha transpirado desencuentros, precipite el final. Le inste a que optara la novia o yo. Lo penso largamente, finalmente hablo No te Claro cuidandome cuando sea antiguo, an ella si. Se fue. a los pocos meses cayo fulminado por un ataque al corazon. Murio en la calle, separado.