Ahora en cuanto les presentaron el novio se puso a hablar a su manera engolada y Ane, pese an acontecer estudiante sobre lenguas, le corto enseguida quejandose sobre no entenderle

Ahora en cuanto les presentaron el novio se puso a hablar a su manera engolada y Ane, pese an acontecer estudiante sobre lenguas, le corto enseguida quejandose sobre no entenderle

«Te voy a divulgar un reto», le propuso el novio, «yo experimento narcisismo asi­ como vivo enclaustrado en mi identico asi­ como no he tenido parejas. Quiero verificar En Caso De Que eres competente sobre despojarme de mi narcisismo desplazandolo hacia el pelo haces que centre mi consideracion en ti».

Yeray continuo intentando pasmar a su cita empleando palabras rebuscadas metidas con calzador en su discurso desplazandolo hacia el pelo ella volvio a avisarle: «No me hables con esas terminos porque no lo entiendo. Nunca tengo ni idea sobre castellano culto». Ane se harto sobre la arrogancia sobre su pareja asi­ como, Con El Fin De burlarse de el, le pregunto por que nunca empezaba a redactar un libro a lo largo de la cena desplazandolo hacia el pelo el respondio cortante: «Porque no es la ocasion ni el lugar».

El se atrevio inclusive a reganarla por nunca colocar las cubiertos correctamente y le indico como ponerlos «de un manera mas limpio asi­ como educado». Ane, que bien estaba hasta el sombrero, le replico que «iba a dejarlos mal a posta para que te fastidies». «Tus padres estaran encantados», ironizo el, «veo que te vanaglorias de algunas carencias». Bien de rematar Yeray se puso en pata, cogio su servilleta y se puso an elaborar pases de toreo desplazandolo hacia el pelo explicarselos a Ane: «Esto e suna veronica, esto la media veronica. ».

A Ane le supero su chuleria asi­ como llego a taparse la cara con la servilleta desplazandolo hacia el pelo a hablar de que queria irse de alla. Cuando llego el momento de el desenlace final Ane fue excesivamente clara y dijo que nunca queria tener una segunda citacion. En un ultimo visaje de ironia, Yeray se saco un moquero e hizo como que se secaba las lagrimas.

4. Francisco boicotea la citacion de su expareja

Jorge era un peluquero valenciano de 20 anos que visitaba «First Dates» por segunda oportunidad. En su primera citacion termino besandose por el piso con su pareja, No obstante luego la cosa no funciono entre ambos y no ha transpirado Jorge volvio a verse soltero. Cuando Jorge estaba hablando con Sobera aparecio por la espalda Francisco, el mozo con quien el valenciano habia tenido su cita permite unos meses. «Estas obsesionado conmigo. ?Estoy harto sobre ti!».

Francisco aseguro estar «locamente lumen dating enamorado sobre el novio, aunque nunca me da lo que me goza de que dar en la cama. Conozco que el novio nunca me quiere, desplazandolo hacia el pelo me tengo que efectuar a la idea». Francisco parecia permanecer alla para cabalgar un show, desplazandolo hacia el pelo le grito a Jorge «?si te encantan mis tetas!». Francisco llevaba una chapa con el mensaje de «Soy virgen» porque, aseguro, «asi se liga mas».

De cenar con Jorge aparecio Fernando, un madrileno que dijo acontecer «muy romantico, tal ocasii?n demasiado». Se sento a la mesa con el valenciano y a pocos metros tomo silli­n Francisco, que le gritaba a Jorge «?te voy a hundir la cita!». En un primer momento, Jorge y Fernando se gustaron, No obstante escaso an escaso la citacion fue yendo a pesimo.

A lo generoso de la cena Francisco se levanto varias veces para molestar a su exparjea, cogiendo a Fernando del hombro y advirtiendole que «tuviese precaucion con Jorge». «Eres extremadamente molesto», se quejo Fernando. A cenar con Francisco llego Antonio, un alicantino de 27 anos que nunca le gusto al castellano: «Me dio envidia de Jorge porque el suyo estaba mas bueno que el mio». Solo sentarse Antonio, Francisco le advirtio de que «lo unico que deseo es que a ese sobre debajo le vaya mal su cita, por motivo de que es mi ex».

Francisco nunca estaba interesado en la citacion en total, sino en cabalgar show. «Es un menudo que no esta centrado, que solo aspira a liarla desplazandolo hacia el pelo ese arquetipo de personalidades no me gustan», explico Antonio. Aparte, Francisco habia traido la bote sobre mejillones con el fin de que cenase su pareja, que era vegetariana. «Pero si bien seas vegetariano te gustaran las tetas, ?no? ?Que sin preciosas», dijo desabrochandose la camisa, «como una excelente alimento de tetas nunca hay una diferente cosa en la vida». El desenlace estaba cantado y nadie de las cuatro comensales

cinco. El japones que hablaba unicamente

Lara, la joven valenciana sobre 25 anos, tenia extremadamente Naturalmente lo que buscaba en «First Dates»: «Quiero a un pequeno asiatico. Me gustan porque son extremadamente atentos y te sacan sobre morada, te llevan a lugares. Debido a he tenido dos novios asiaticos y me gustan mucho». El equipo sobre Sobera complacio a Lara sentandole a cenar con Masahsi.

Este japones sobre 27 anos llevaba menor sobre diez meses en el estado, adonde vino Con El Fin De estudiar enologia. En cuanto Sobera le presento a Lara, la novia se dio cuienta sobre que estaba bastante nervioso: «Le temblaban mucho las manos». Pasaron a la mesa desplazandolo hacia el pelo Lara pudo confirmar las sospechas de que el japones nunca tenia mucha pericia intentando con mujeres asi­ como nunca sabia deesenvolverse en una charla. La novia intento sacar temas desplazandolo hacia el pelo preguntarle cosas, sin embargo Masahsi nunca terminaba sobre soltarse asi­ como la citacion fue decayendo poco a poquito.

Lara quiso saber cuantas parejas habia tenido Mashasi, asi­ como el novio, avergonzado desplazandolo hacia el pelo bajando la vista, respondio que nunca habia tenido ninguna. Al japones se le veia empapado en sudor, tanto que tuvo que quitarse los lentes asi­ como secarse la rostro con un moquero: «Sudo mucho cuando me inquieto».

No logro remontar la conversacion preguntandole a Lara su pensamiento referente a «lo que esta sucediendo en Cataluna». La respuesta de la valenciana nunca pudo acontecer mas clara: «Me da la impresion el asunto mas aburrido que existe». Desde ese instante, Mashasi se limito an observar a su plato desplazandolo hacia el pelo contar los minutos inclusive el fin de la cena.

Lara se levanto de ir al banera y no ha transpirado el oriental se puso a hablar solo apoyado a la mesa: «?Que va a ser de mi Actualmente? a la novia le gustan las asiaticos, sin embargo no las japoneses, sino los coreanos. Aparte de ningun modo pense que podria existir alguien a quien nunca le gustase el caldo. Bueno, debido a esta todo perdido, que le voy an efectuar. ». El desenlace estaba cantado asi­ como Mashasi se volvio solo desplazandolo hacia el pelo derrotado Con El Fin De su morada.